Para muchas personas, su principal vivienda durante el verano es un chalet o casa de campo, donde se retiran los meses de julio y agosto para refugiarse del asfixiante calor estival. Lo que sucede es que, por lo general, estas viviendas permanecen vacías durante el resto del año, lo que puede provocar que su mantenimiento no haya sido el óptimo y que sea necesario acometer algunas reparaciones o reformas para disfrutar de ellas en los meses más calurosos del año.
Aquí os dejamos unos consejos a tener en cuenta para poner a punto vuestra segunda vivienda antes del verano:

LIMPIAR LA PISCINA

La gran mayoría de chalets cuentan con piscina, y estas requieren de un mantenimiento. El gran dilema siempre oscila entre dejar que el agua se ‘estropee’ durante el invierno para vaciar, limpiar las paredes y volver a llenar, o mantenerla cristalina durante todo el año.
En cualquiera de los dos casos, el coste económico no es despreciable, pues frente al precio del agua de llenarla tenemos la factura de la luz consumida por la depuradora. Una difícil decisión.
No obstante, más allá del esfuerzo económico, debemos tener en cuenta que si dejamos que el agua se ensucie, también lo harán las paredes, y en el proceso de limpieza de estas, especialmente si es con un compresor de agua a presión, corremos el riesgo de ‘saltar’ el rejunte, lo cual nos obligará a juntarla de nuevo para evitar pérdidas y filtraciones, y esto sí supondrá un coste significativo.Si existe la posibilidad, siempre será mejor mantenerla limpia que cambiar el agua cada año.

Segunda vivienda

ARREGLAR EL JARDÍN

Por otra parte, si contamos con una casa de veraneo, es muy probable que esta disponga de un jardín, que tras todo el año abandonado requerirá de algunas tareas de acondicionamiento.
Por lo general, como consecuencia de las lluvias de la primavera y el relativo abandono, el césped estará muy largo y repleto de malas hierbas. Lo primero que tendremos que hacer es pasar el cortacésped o la desbrozadora para ofrecer un mejor aspecto.

Arreglar la piscina - Segunda vivienda Soluzziona

Una vez hecho esto, lo siguiente será recortar los setos y cipreses, muy frecuentes en las casas de campo, y podar las ramas de los árboles si los tenemos. Instalar un sistema de riego por goteo con programación nos ayudará a mantener en buen estado las plantas de nuestro jardín y no tener que estar preocupados constantemente.
Plantar nuevas variedades de flores o plantas de hoja perenne aportará frescor e incluso pueden servir como repelente de mosquitos si hacemos una buena elección. Citronela, albahaca, menta o romero son algunas de las que mejor funcionan, así que no dejes de contar con ellas en tu jardín.

REVISAR EL AIRE ACONDICIONADO

Y aunque pasar tiempo en el exterior siempre es beneficioso, hay días de verano en los que el calor asfixiante no nos dejará dormir y casi, ni respirar.
Para esos días de poniente, nada como contar con un buen sistema de aire acondicionado o climatización que nos alivie del bochorno y ofrezca un poco de paz.
Así pues, no te olvides de comprobar el estado de los splits y limpiar los filtros antes de utilizarlo, pues es normal que hayan acumulado mucho polvo después de tanto tiempo apagado.
Revisa también el cierre y ajuste de las ventanas para evitar pérdidas de frío y hacer una gestión más eficiente de la energía..

Por ello, si estás pensando en pasar unos días de vacaciones en tu segunda vivienda, ten en cuenta estos consejos ahora que todavía estás a tiempo, y cuenta con nosotros para cualquier reforma o adecuación que puedas necesitar.
Para más información consulta nuestros servicios o contacta en informacion@soluzziona.es ¡Estamos preparados para ayudarte!