5 ventajas de vivir en una casa pequeña

El cambio de nuestro estilo de vida, cómo se estructuran las familias en la actualidad, los precios de la vivienda en grandes ciudades… todas estas y muchas otras son las causantes de que cada vez se demanden viviendas más pequeñas. Aunque en alguna ocasión podamos echar de menos vivir en un espacio más pequeño, vivir en una casa pequeña presenta muchísimas otras ventajas. Hoy, te contamos 5 con más detalle.

#1 Mejor mantenimiento diario

Así es, viviendo en una casa más pequeña de 50 o 60 metros cuadrados, conseguirás controlar mejor todos aquellos detalles que se rompen o hay que mantener cada día. Tanto por tiempo como por inversión, en una casa pequeña usas todo todos los días y te será mucho más sencillo identificar las reparaciones. Lo mismo pasa con la limpieza de la casa, siendo más pequeña es muy fácil tenerla limpia a todas horas.

#2 Más fácil de decorar

Por si no te lo habías planteado, en una casa más pequeña necesitarás menos elementos de decoración. Pero eso no significa que con cualquier cosa bayas a tenerlo resuelto, sino que tendrás que tener algo más claro cuál será su estilo. En espacios pequeños siempre es mejor contar con tonos claros, cremas o nudes, ya que facilitan la iluminación de cualquier zona y favorecen la sensación de amplitud.

#3 Más acogedora y funcional

Las grandes viviendas que vemos en las revistas, sobretodo las modernas, son impresionantes y tienen muchas cosas buenas, pero es indiscutible que una vivienda pequeña es mucho más acogedora que una grande. Siempre y cuando escojas bien y te preocupes por el resultado final, como con todo en esta vida. En esto sí que merece la pena invertir esfuerzo.

#4 Menos gastos

Si te sigues planteando vivir en una casa más grande has de tener en cuenta la diferencia de gastos que ello conlleva. Ya que no es lo mismo vivir en un chalet en el que hay que pagar el mantenimiento del jardín y piscina, de la puerta de la entrada al garaje, del suelo de exterior y de todo el interior de la vivienda; viviendas que no suelen ser pequeñas y necesitan una ayuda extra para poder mantenerla siempre como te gusta.

Vivir en una casa pequeña tiene la ventaja de que puedes detectar con gran facilidad qué falta, qué se ha roto, qué hay que mejorar… y al ser un espacio reducido podrás reaccionar con mayor rapidez y menor desembolso.

#5 Ubicación perfecta

Sí, ubicación perfecta ya que normalmente poder vivir en el centro o en una zona un poco más exclusiva suele ser, sólo por la zona, bastante más caro. Si te decides por una vivienda de 40 metros, por ejemplo, podrás encontrar un equilibrio perfecto y fácil de mantener económicamente. ¡Podrás vivir en el corazón de una gran ciudad sin morir en el intento!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *