Consejos para evitar humedades en casa

¿Quién no se ha enfrentado alguna vez a las temidas humedades en el hogar? La realidad es que un gran porcentaje de viviendas sufre o ha sufrido problemas de humedad en algún momento. Prevenirla o combatirla cuando aparece es esencial, ya que no solo genera un inconveniente a nivel estético en casa, sino que también puede derivar en la formación de hongos y microorganismos perjudiciales para la salud.

Especialmente en otoño, al aumentar la humedad en el ambiente a causa de las primeras lluvias tras el verano, crece la proliferación de los microorganismos derivados de la humedad: las bacterias, los hongos y los conocidos como “ácaros de la humedad”. Estos “bichitos” pueden llegar a resultar perjudiciales para la salud y, debido a la abundancia de esta problemática en el hogar, todos estamos expuestos a ellos si no lo prevenimos o eliminamos a tiempo.

Para poder enfrentarnos a ello será necesario conocer los diferentes tipos de humedades. De esta manera seremos capaces de actuar o contactar con un profesional en cuanto detectemos los primeros brotes.

Tipos de humedades

  1. Humedad por Condensación
    La humedad que se produce en los baños o la cocina muchas veces termina derivando en un aumento de humedad en casa. ¿Cuáles son las causas más comunes de la humedad por condensación? La falta de ventilación, el aislamiento insuficiente de las puertas y ventanas o una mala gestión de la calefacción, entre otras. La consecuencia de la condensación en la vivienda puede ser la aparición de moho, el mal olor o las pérdidas de calor.
    Para combatir la humedad por condensación deberemos ventilar la vivienda 10 minutos cada día. Esto conseguirá reducir el porcentaje de humedad relativa del aire del interior; Instalar deshumidificadores en los lugares más húmedos también puede ayudar; Si el problema persiste, será necesario reforzar el aislamiento térmico de las ventanas de estas estancias. En caso de cambiarlas, evita las metálicas y escoge las de ​PVC.
  2. Humedad por Infiltración, de suelo o capilar
    Es la que se presenta en las zonas bajas de las viviendas que están en contacto con el terreno (bodegas, sótanos, garajes, etc). ¿Cuáles son las causas más comunes de este tipo de humedad por infiltración lateral? Si las paredes de una estancia están en contacto directo con la tierra la humedad puede traspasar a los muros y dañar también otros elementos de madera y eléctricos del espacio.
    Para combatir la humedad por infiltración se podrían recubrir las paredes interiores con una capa de revestimiento que haga de aislante entre la pared y la pintura.
  3. Humedad por filtración.Este tipo de humedad aparece en las zonas donde el agua moja mucho los muros, al caer la lluvia horizontalmente. Suele aparecer en muros de sótanos, en juntas constructivas y en lugares de paso de instalaciones. Este tipo de humedad se presenta notablemente en forma de mancha.
  4. Humedad por subidas capilares
    Las subidas capilares son tipos de humedades similares a la infiltración​, pero en este caso aparece en los pisos superiores o muros exteriores. ¿Cuáles son las causas más comunes de este tipo de humedad por subidas capilares? ​El agua sube del suelo a través de los ladrillos y juntas provocando el desprendimiento del revestimiento. También pueden producirse por la ruptura de alguna cañería. Esto puede suponer un desgaste acelerado de los materiales de construcción, un gran gasto de calefacción y graves problemas de salud
  5. Para combatir la humedad por subidas capilares: ​Para solucionarlo se pueden recubrir las paredes interiores con una capa de revestimiento que haga de aislante entre la pared y la pintura, además de un antihongos.

Bien, ahora que ya conocemos los diferentes tipos de humedades, antes podremos detectarlas y así eliminarlas rápidamente para poder disfrutar de una vivienda totalmente saludable y segura.
Esperamos que estos consejos te resulten de utilidad para llevar a cabo el mantenimiento de tu casa o piso. Será conveniente acudir a un profesional cuando los problemas de humedades no se resuelvan al aplicar algunos de los consejos más sencillos nombrados anteriormente. Si tienes alguna duda o quieres consultar presupuesto sobre el mantenimiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de informacion@soluzziona.es o en el tlf. 963 97 52 06.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.