que es la aluminosis

Qué es la aluminosis y cómo detectarla

La aluminosis, también conocida como la fiebre del hormigón, es una lesión en el hormigón que se produce cuando éste ha perdido sus propiedades y se hace más poroso, menos resistente, y puede llegar a poner en peligro la estabilidad de la construcción.

El principal síntoma de la aluminosis son las grietas que suelen salir por las vigas y paredes principales de los edificios ya que se producen exclusivamente en un tipo de hormigón, concretamente el cemento aluminoso CAC-R, empleado para fabricar vigas.

Este cemento lleva una alta concentración de alúmina, lo que le provoca cambios químicos ante determinados agentes, alterando sus propiedades. A altas temperaturas y humedades altas la estructura de este cemento pasa de hexagonal a cúbica, esta última más densa. Esto hace que las partículas de cemento ocupen menos y por tanto la estructura global adquiera una mayor porosidad, con lo que pierde resistencia mecánica.

¿Cómo detectar la aluminosis?

Lo que más interesa de la aluminosis no es el fenómeno en sí, sino las consecuencias que desencadena y que veremos a continuación. Es muy importante ponerse en contacto con un profesional siempre que se detecte cualquier anomalía, puede deberse a la aluminosis u otra anomalía sin relación.

Para poder detectar la aluminosis deberás realizar algunas investigaciones como:

-Conocer si se fabricó el hormigón con cemento aluminoso.

-Si el cemento es aluminoso y no existen daños, prever una vigilancia en los sitios propicios para la conversión y efectos secundarios de la aluminosis, como en los forjados de cubierta.

Una de las características principales y muy fácil de detectar del cemento aluminoso es su color pardo frente al grisáceo del cemento. Este color se acerca más a un color pardo oscuro o marrón cuando se produce la aluminosis. Pero cuidado, es muy fácil confundir este tono con el provocado por la corrosión del acero, por lo que recomendamos la llamada a un experto para poder realizar las valoraciones y estudios pertinentes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *