Reformas necesarias con la llegada del frío

Reformas necesarias con la llegada del frío

Se suele creer que el periodo de reformas es el verano, pero muchas delas necesidades que hemos de cubrir tiene que ver con la llegada del frío. Por otra parte, es cierto que en verano se suelen llevar a cabo más reformas de edificios. No obstante, en un lugar como España, el mejor momento para realizar reformas parciales o integrales es el invierno. Las bajas temperaturas favorecen las labores de albañilería, rehabilitación, mantenimiento y construcción, ya que el trabajo resulta más fluido, particularmente en lugares con temperaturas elevadas en épocas estivales como la Comunidad Valenciana.

¿Qué aprovecharemos para reformar y acondicionar para el invierno?

Una de las ventajas de realizar reformas con el frío es que se puede verificar la cantidad de luz que hay en un edificio con la más mínima iluminación, sobre todo cerca de los meses de diciembre y enero. Los días oscuros, con nubes o tormentas o el temprano anochecer indicarán las medidas necesarias para poder conseguir más iluminación o para determinar la temperatura más baja a la que llega la vivienda.

Estas son las reformas más usuales que suele necesitar un edificio para preparase para el frío:

Aislamiento térmico

El aislamiento térmico, además resulta clave en esta época del año, se puede comprobar si se efectúan las reformas cuando el frío más aprieta. Para proteger el edificio, hemos de escoger entre diversos sistemas, como el aislamiento térmico inyectado en cámaras, el trasdosado o el sistema SATE. Cada uno tendrá que ser tenido en cuenta por la empresa que realiza las reformas, que sabrán orientarnos sobre cuál de todos los sistemas es el más conveniente. Hay quien opta por instalar sobre las propias paredes trasdosados directos, que implica colocar coloca sobre la propia pared materiales aislantes como el corcho u otros.

Aislamiento de techos y suelos

Si realmente se va invertir en aislamiento, lo mejor es que sea integral, en todos los puntos de fuga de calor. Por eso se recomienda aislar igualmente techos y suelos, o incorporar calefacción con suelo radiante, ideal para familias o para quien de verdad quiera disfrutar del inverno desde dentro de su hogar.

Instalación de caldera como sistemas de calefacción

En una reforma se puede incluir una caldera para conseguir calefacción de gas natural e instalar todos los radiadores. En una ciudad como Valencia hay 3 meses de calor y 4 meses de frío húmedo. No es una medida a desechar para mantenerse a buen recaudo en los meses de invierno.

Ventanas, grietas y humedades

Fundamental mantener a raya al frío fuera de los edificios con la instalación de ventanas aislantes, generalmente las de PVC son las más efectivas, idealmente con doble o triple acristalamiento. En invierno se detectan mejor las humedades por la lluvia o la nieve, al igual que se localizan mejor las grietas por donde se cuela el frío. Repararlas conociendo cuán grave es el problema es una ventaja que hay que aprovechar

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.